En el tercer viaje que hice a NY, quise probar el varias veces recomendado ferry gratuito que va a Staten Island, que muchos turistas hacen para ver la Estatua de la Libertad más  o menos de cerca.

Cuando escribo sobre Nueva York, es para contar y recomendar sobre la organización en sí del viaje, o para mostrar atracciones y cosas para hacer en la ciudad. He hecho varios post sobre esto, pero son tantas cosas espectaculares las que hay, que a veces resulta más práctico escribir sobre lo que no me gustó, o no creo que valga la pena.

Y este ferry es una de ellas. No por el viaje en sí, ya que es gratis y además en menos de 1 hora se va y se vuelve. El hecho por el que no lo recomiendo para nada, es que muchos quieren hacer la “visita” a la Estatua de la Libertad en este medio. No sólo se pasa lejísimos, si no que es un ferry anti turístico directamente.

IMG_20171115_181156.jpg
Terminal donde se toma el ferry

Al ferry se entra por una cubierta cerrada donde están los lugares para sentarse. Apenas llegué, empecé a buscar las escaleras para subir a una parte abierta (a pesar del frío de la tarde/noche). No encontré nada, así que pregunté. No solo me dijeron que no tiene “terraza”, si no que no hay parte externa alguna. Ya me pareció un fiasco.

IMG108181511
*Imagen tomada de Google

Buscamos lugares para sentarse (que hay muchísimos y sobran). El tema es que no hay nada pegado a las ventanas. Las filas mas cercanas están separadas por un pasillo bastante ancho, donde siempre hay gente pasando que tapa lo poco que se ve. Si te parás contra la ventana, el reflejo de las luces del ferry casi no dejan ver nada (si es de noche). Ni hablar del vidrio que está 100% manchado con salpicaduras y sal. Sumado a todo esto, la estatua se ve super lejos. Desde esa perspectiva, el tamaño no supera los 15 cm.

img_20171115_180018.jpg

Por lo tanto, desde un principio, olvídense de verla en detalle y de fotos con un mínimo de decencia.

La verdad es que no se por qué este “paseo” es tan recomendado. Personalmente no lo sugiero de ninguna forma, y menos a fines de conocer la estatua, o ver el skyline de Manhattan.

En mi opinión, ir a Liberty Island (donde está la estatua), es fundamental para quienes les guste. Si tienen tiempo (3 meses por lo menos) antes de viajar, yo recomiendo plenamente subir a la corona, como cuento en Estatua de la Libertad: subiendo a la corona. Y si no, por lo menos ir al pie. De esa forma se pueden sacar los tickets incluso para el mismo día (aunque siempre es mejor comprar en su página oficial Statue cruises con algo de anticipación). En ambos casos, también incluye ir a Ellis Island.

En caso de que no sea algo importante para su viaje, creo que por lo menos hay que pasar cerca para verla bien. Una buena opción, es tomar uno de los cruceros por el Hudson y el East River. Éste sí creo que es un imperdible. Tomar un pequeño crucero desde el cual se ve todo Manhattan (si es al atardecer mejor), es genial. Y de paso se hace un acercamiento a pocos metros de la isla de la Estatua de la Libertad, en la que se logra ver a la perfección. Porque por más que no les interese, es un icono que no debe dejar de verse como corresponde. Y está incluido en un paseo que es espectacular. Yo lo hice por tenerlo en la NY Pass por primera vez, y luego repetí en el viaje siguiente. Es un post que debo. Dejo la página para que lo tengan en cuenta circleline.com.

Otros post relacionados:

Anuncios