Ha salido en algunos medios que el proceso de obtención de visa estadounidense se reduciría a un solo día. Hasta ahora mínimo se necesitaban dos: una cita para el CAS (foto y huellas dactilares), y una segunda para la entrevista, al día siguiente.

Supuestamente, desde hace una semana, se podrían programar ambas citas para el mismo día. Esto sería un gran beneficio para la gente que debe viajar desde el interior del país a Buenos Aires exclusivamente para este trámite, ya que además de la reducción de tiempo, disminuyen los gastos de tener que quedarse por lo menos una noche en la ciudad.

He buscado en la página oficial de la embajada y en su cuenta de twitter, pero no encuentro la información oficial, aunque señalan que desde importantes fuentes diplomáticas así lo confirman. Habrá que ver si es oficial con el correr de los días.

Recuerden que para sacar la visa turista, primero pueden entrar a la web de la Embajada Norteamericana para obtener información y todos los datos para cubrir dudas.

El paso siguiente es llenar el formulario DS-160 en esta web . Cuando enviemos completa la ficha (que tiene muchas hojas y piden mil datos), podremos pagar el arancel (us$160) por Rapipago, por ejemplo, y luego de eso tendremos la posibilidad de seleccionar la fecha de la entrevista, en la actualidad permite turnos a 40 días aproximadamente.

4

El CAS es en Avenida Santa Fe 4569, Palermo. Hay que llegar a la hora indicada, antes no se puede entrar.  Las mujeres no deben estar maquilladas ni con peinados o joyas que cubran el rostro. Aquí nos sacan las fotos y toman huellas dactilares. No se demora más que media hora.

Al día siguiente, tendremos la entrevista con el cónsul. Deberemos ir a la embajada en Av. Colombia 4300 a la hora que tengamos. Aquí nos acomodan en una fila. No hay que llevar ningún tipo de pertenencia, más que llaves.

3

En este momento la clave es decir siempre la verdad. El formulario DS-160 debe ser completado con datos fieles a la realidad, por lo que si no mentimos en ninguna instancia, no habrá confusiones. Las respuestas que demos deben ser claras y simples. En general los cónsules son muy amables, y hablan bastante bien español, por lo que no se genera un nerviosismo extra en ese sentido.

Recuerden estar tranquilos en todo momento, que si no hay nada para ocultar, difícilmente nieguen una visa. Desde la asunción de Trump, se dijo que iban a haber controles más rígidos para lo solicitantes, pero por ahora el porcentaje de aprobación se mantiene en el 98%, y hay cada vez más entrevistas dadas.

Más data:

Anuncios