En el último viaje a principios de marzo Natal y Pipa 2017, teníamos a la vuelta una espera de más de 4 horas en el aeropuerto Guarulhos en Sao Pablo, por lo que decidimos hacer el largo largo recorrido entre la Terminal 2, que era a la que arribamos, y a la que luego tendríamos que volver para tomar finalmente la conexión, hasta la Terminal 3, que es donde están la mayoría de salones VIP de este aeropuerto, o por lo menos los más comunes para extranjeros, como Star Alliance o el de Latam.

WP_20170304_20_32_21_Pro_LI.jpg
Recepción

Así que luego de caminar unos 15 minutos, llegamos por fin a la recepción del salón, donde cada uno presentó su plástico para ingresar. No tiene cupos anuales, por lo que conviene tomar esta opción, en vez de gastar pases de la Priority Pass, en caso de estar ajustados ene se sentido. Cada titular o adicional de tarjeta, puede ingresar hasta con 3 invitados, pagando por ello R$67, salvo los menores a 16 años, que es gratuito (+ info). Estos precios por adicional lo hacen muy atractivo, teniendo en cuenta los precios para comer en un aeropuerto y en relación a otros salones (si es que permiten invitados), sale la mitad (alrededor de us$50 por persona). Tener en cuenta que está abierto de 6 am a 23.30.

WP_20170304_20_29_31_Pro_LI.jpg

Quizás era por ser sábado a la tarde, pero el salón estaba repleto. A pesar de ser bastante grande y con muchos lugares, nos costó ubicarnos, y a partir de las 20 hs, la gente que seguía llegando no conseguía sentarse.

WP_20170304_20_32_14_Pro_LI.jpg

A pesar de eso, toda la comida se reponía constantemente, por lo que en ese sentido estuvo muy bien provisto y organizado. De comer había un poco de todo: fiambres y quesos, sandwiches, ensaladas, sopa, bocaditos de queso y pescado, empanadas, pequeños platitos de pastas, frutas, cereales y frutos secos, postres y varios cosas dulces. Todo de muy buena calidad.

WP_20170304_19_37_00_Pro_LI

WP_20170304_19_36_01_Pro_LI

WP_20170304_19_39_24_Pro_LI

En cuanto a bebida, muchas opciones de gaseosas, jugos y una máquina para café. Las bebidas alcohólicas de muy buena calidad, constaban de vinos, champagne, whisky, vodka, etc.

WP_20170304_20_05_32_Pro_LI

Los sillones tienen conectores para USB y tomas de corriente (que justamente en nuestro lugar no funcionaban). Hay un sector de trabajo con computadoras, y también una sala infantil. Los baños están justos, pero no cuentan con duchas o vestidores. Hay pantallas informativas sobre los vuelos, y también como TV.

wp_20170304_20_32_18_pro.jpg
Sector infantil

En resumen, el salón es muy bueno. Principalmente por los requisitos de entrada (cualquier tarjeta Master Black ingresa) sin cupo, los adicionales son muy baratos en relación a otros salones, y la cantidad de los mismos, ya que una familia promedio podría entrar con un sólo cartón, y con hijos menores a 16 no pagan. Es destacable la cantidad de comida y bebida, y la frecuencia de reposición. Quizás lo único malo de mi estadía, es que estaba realmente muy lleno y no fue fácil ubicarnos, por todo lo demás, excelente.

Más sobre este viaje:

Anuncios