Cuando en marzo visitamos Boston, la última tarde que estuvimos allí, decidimos dar una vuelta por una zona de muchos comercios cerca del hotel, sobre Boylston Street. Hicimos un par de cuadras desde Copley Square y llegamos al Prudential Center, un mall recientemente inaugurado, con tiendas de buenas marcas, y diferentes locales muy bien colocados.

prudcenter
Cuando estuve en el Prudential Center, sólo estaba habilitada una de las entradas, y el resto de la fachada faltaba de finalizar, por eso pongo un render del mismo.

Uno de esos locales era un showroom de Tesla, y yo que soy fanático de los autos, no pude evitar entrar a curiosear muy de cerca el modelo en exposición, un Model S.

showrtesla
Foto de un showroom igual al referido en este post

Inmediatamente después que me asomé por la ventanilla, me atendió un hombre de unos 45 años, que me contó ser ingeniero, y me preguntó muy amablemente qué me parecía la marca, el auto que tenía en frente. En mi limitado inglés técnico, le expliqué que era estudiante de ingeniería, que me parecía increíble el auto y toda esa tecnología. Intercambiamos un par de palabras más, y me invitó a subir al auto, y que haga “lo que se me antoje”(menos dar una vuelta por los pasillos del shopping 😉). Por lo que sin ninguna timidez accedí feliz al mismo.

wp_20160302_19_28_07_pro

No voy a ponerme a explicar demasiado qué me pareció en términos de autos, pero la verdad que quedé fascinado. La calidad y la tecnología única, o por lo menos de lo que he visto.

wp_20160302_19_27_58_pro

Todas las pantallas con muchísima información y funciones ( lo poco que pude ver en los 10-15 minutos que estuve ahí), el control absoluto del auto desde el volante, ya que todo se comanda desde allí, hasta abrir el techo eléctrico. Cabe destacar, que el auto no sé precisamente en qué modo estaba, pero todo funcionaba, desde la ventilación, regulación de asiento, volante (todo electricamente), etc.

wp_20160302_19_22_15_pro

Dejo un video del momento. Perdón por la pobre estabilización del mismo!

 

Llegar a un local de estas características, ver ese increíble auto de 90 mil dólares,que le hace competencia a un Maseratti, Jaguar, etc, pero eléctrico y de la ultimísima tecnología , y que me inviten a subir en medio de una charla súper cordial, es impagable.

Para los que anden por Miami, hace poco abrieron uno en la Lincoln Road, que en septiembre cuando estuve lo ví, pero ya era tarde y estaba cerrado

Se que este post parece estar mal en esta web, pero lo que quiero rescatar es que estas son las experiencias que hacen aún más increíble viajar. Encontrarnos con cosas que nos gustan, en su máxima expresión. Pueden ser de cualquier tipo, como a mí es esto, a otros puede ser la arquitectura, viendo con los propios ojos y entrando a edificios famosos, o ir a museos y estar a centímetros de las pinturas que vieron toda la vida en libros para aquellos fanáticos del arte.

Próximamente el post de los días en la hermosa ciudad de Boston.

Anuncios